Caminamos por calles de menos de medio metro de anchura, bajo cables eléctricos que se asemejan a lianas, pisando aguas residuales y observando basuras entre las que los niños juegan.

Esto viene a ser un campo de refugiados, con miles de personas en unas condiciones lamentables, donde un espacio en el que 25 metros cuadrados pueden ser un lujo. Nadie se imaginaría que su espacio vital queda reducido a un espacio sin intimidad y sin expectativas, donde las viviendas crecen hacia el cielo según las familias crecen.

Esta causa es la consecuencia de una política que Israel mantiene de exclusión y Apartheid, aunque se produzca en también en otros países, con la complicidad de una Europa que calla. Quien se echa las manos a la cabeza, cuando nadie se preocupa que no se cumpla las resoluciones de la ONU (para este caso), ¿ Quien no desea ver que esta gente vive en cárceles al aire libre y con futuro sin vida? Solo queda la resistencia y el sueño de volver a su tierra.

Jesus Sanchez, miembro del ateneo Republicano de Vallecas y activista por los derechos humanos.

Anuncios

Primer día de trabajo en el Líbano.Estamos en Saida, la tercera ciudad más poblada del país, y la ciudad que acoje dos de los campos de refugiados palestinos más poblados del territorio. La asociación Cultura, Paz y Solidaridad Haydée Santamaría nos ha ocupado la tarde con encuentros intelectualmente interesantísimos, de los cuales hemos podido sacar lecturas que creo pueden ser de vuestro interés; para la reflexión y el anàlisis. Mañana pisaremos el primer campo que se incluye en los 4 que conoceremos a lo largo de estos días. Será Chatila. En el Líbano viven poco más de 3 millones de ciudadanos, y en estos superpoblados campos de refugiados, más de medio millón. Hombres, mujeres y niños sin ningún tipo de derecho civil reconocido, a quien se ha prohibido construir-se o comprar una casa fuera del campamento, quien tiene prohibido trabajar en más de 70 profesiones, y que no puede ni ser tratado en hospitales públicos libaneses ni escolarizar en las escuelas del estado a sus hijos.
Viven, crecen y mueren dentro de los campos. Muchos de ellos ya hace más de 60 años que esperan volver a sus casas, esas casas que tuvieron que abandonar en el 48 apresuradamente si no querían morir a manos del ejercito israelí.
Medio millón de personas, prisioneras de su destino, a quien el Líbano ni la comunidad internacional reconoce derechos civiles, qeu muchos otros refugiados en el mundo ven reconocidos; y que reclaman un justificado derecho al retorno, incluso sin especificar si eso pasa por recuperar sus propiedades, o sólo el poder vivir en tierra palestina.
Medio millón de palestinos refugiados en el Líbano a quien el estado que los acoje no puede asumir como ciudadanos por miedo a que rompa el fragil equilibrio construido por otro lado por esta sociedad multi cultural y multi religiosa, y a la vez oficialmente aconfesional. Un sistema basado en el equilibrio que conforman chiitas, cristianos, ortodoxos, drusos, islamistas moderados; y donde esta pressión demográfica, debidamente radicalizada, podría hacer temblar el sistema desde la base. Los libaneses reconocen y apoyan la causa por la resistencia del pueblo palestino, y así lo manifestan desde los más reacios a aceptarlos como ciudadanos, hasta los que los querrían como parte del parlamento; y los quieren ahí como una muestra física casi perpétua de la injusticia que se ha cometido con el pueblo palestino los últimos decenios, en la tibieza de la comunidad internacional de hacer cumplir los acuerdos de les Naciones Unidas en territorio palestino e israelí.
Un drama humano, consecuéncia de las muchas negligencias diplomáticas, políticas, en que mañana profundizaremos. I lo haremos escuchando propuestas como la que nos hace el doctor en antropología palestino Jaber Suleiman, refugiado desde el 48, y que ve en el que llamamos Derecho de Retorno, en recuperar las fronteras del 48, e incluso en la creación de un estado único, democrático y aconfesional, en la tierra que hoy, dividida y destrozada, se llama Israel y Palestina, la única solución a este conflicto.
Y también visitando y explicandos el drama humanitario de los miles de personas que malviven en el campo de Xatil.la, despuès de interpelar también algunos diputadoss libaneses sobre el porquè de un reconocimiento civil –no necesariamente nacionalizandolos- de los derechos de los palestinos refugiados en el su territorio. Una cuestión que, por otro lado, estas últimas horas hemos podido comprovar como de incómodo les resulta responder.

Rita Marzoa, periodista de Catalunya Radio.

Llevamos dos dias sin escribir y no es que no queramos. La agenda nos obliga de alguna manera a aplazar el compromiso que cogimos con vosotros de ir diariamente actualizando el blog y trasmitiros nuestras vivencias, pero hoy apurare antes de irme a dormir para poder trasmitiros mi percepcion de lo que ha sido el viaje hasta ahora.

El día 1 llego el grueso de la delegacion de madrugada a Beirut, traslado al Hotel y desayuno tardio. A las 16h. teniamos programada una conferencia donde Fatdatla, director del Centro para los estudios y la documentacion, nos situo de la realidad libanesa desde la epoca de la guerra civil hasta la actualidad. En esa misma conferencia, el alcalde de Saida nos dio la bienvenida y el Dr. Jaber Suleiman, antropologo y refugiado palestino de 1948, nos relato las demandas del pueblos palestino y desacreditó los procesos de paz potenciados por EE.UU. por excluir una solucion real al conflicto de los refugiados. Jaime Pastor, miebro de la delegacion, expuso una vision sobre el conflicto y mostros la solidaridad que esta delegación pretende acercar al pueblo palestino, en este caso, focalizado en los refugiados en Líbano.

La conferencia se desarrolló en el Ayuntamiento de Saida y resulto muy grato y emotivo ver una pancarta en uno de los fondos de la sala en la que se podia leer “El pueblo libanes y el pueblo palestino dan la bienvenida a la delegacion española en solidaridad con los refugiados”.
Personalidades del mundo de la politica y la cultura libanesa fuerón invitados de excepcion y pudimos mantener conversaciones de lo mas interesantes con ellos al termino de la conferencia.

Tras la conferencia, nos recibio en su sede el presidente de la organización Partido Naserista Libanes, el Dr. Osama Saed, persona que durante dos legislaturas habia sido diputado por Saida en el parlamento libanes y que goza de un gran prestigio social en la ciudad por sus antecedentes familiares. Su padre, gran defensor de la causa palestina habia sido asesinado mientras lideraba una huelga por miembros de la derecha libanesa.
Ese fué nuestro primer día y de algunas manera nos marcó el listo de los siguentes.

El segundo día del viaje, nos recibieron en el parlamento libanes tres diputados. Habiamos solicitado a las contrapartes el poder reunirnos con todos los partidos representados en la camará pero solo conseguimos encuentros con Oun, Hezbolla y Jumblad. Los diputados que representan a estos partidos, nos expusieron sus programas sobre la cuestiond e los refugiados y en algunos casos, nos hicieron analisis rigurosos sobre la situacion en Oriente Medio.

Tras estos encuentros que resultaron de lo mas interesantes, visitamos en campo de refugiados de Chatila. El Memorial de la masacre producida en el año 1982 cuando las Falanges Libanesas asesinaron a mas de 3 mil personas con el consentimiento de Israel, quien ocupaba Líbano en esas fechas, marco el resto de la tarde y en algunos de los miembros, desperto emociones dramaticas. El imaginar las atrocidades que se cometieron sobre poblacion indefensa y con total impunidad, que a día de hoy aún continua, fue un trago dificil de digerir. Sus estrechas calles, los niños jugando sobre vertederos de basura, los recuerdos de guerras pasadas en las paredes de los edificios creaban una atmosfera de un viernes festivo nada agradable. Ni que decir tiene que la mayoria de la delegacion nunca habia viajado a Oriente Medio y la imagen que tenia de los campos de refugiados ni de cerca se aproximaba a la realidad.

Hoy, hemos visitado el campo de refugiados de Ein El Hilweh. El campo de refugiados mas grande de Líbano. En el se hacinan mas de 85 mil personas en poco mas de un kilometro y medio de territorio.
Al salir del hotel en el que estamos alojados, acordamos con el conductor del autobus que nos mueve por el país subir a Magduchi, un pueblo cristiano a poco mas de 5 kilometros en lo alto de una montaña. Desde la altura, contemplamos el campo y su extension. Bordeando el exterior del campo, tuvimos que atravesar 5 “check points” del ejercito libanes en el cual nos retuvieron en uno por alrededor de 15 minutos hasta que confirmaron quienes eramos. Durante ese tiempo, pudimos comprobar lo que tenian que vivir los residentes de la zona diariamente por el simple hecho de vivir ahí, retenciones continuas, violacion de sus derechos de movimientos, imposicion de un estado del miedo, etc. Atravesamos los demas controles sin mas retenciones hasta que llegamos a la puerta de entrada al campo. El ejercito no habia recibido los permisos que nos autorizaban a entrar y mientras manteniamos un tira y afloja con el suboficial, llego la llamada esperada que nos permitia la entrada.
Desde el autobus, la delegacion observaba detenidamente a ambos lados de la calle. Miembros de Fatah, organizacion mayoritaria en el campo de refugiados, posaban armados con viejos kalasnikovs en casi todas las esquinas mientras los niños salian de las escuelas de la UNRWA en esos momentos y observaban con atencion nuestra llegada.
Atravesamos Upper Street hasta llegar al Hospital Human Call donde nos esperaban nuestros compañeros.
Ante la presion social que percibiamos del entorno, decidimos hacer dos grupos: uno que se reuniese con las organizaciones politicas que nos esperaban para darnos la bienvenida y otro que se dedicaría mas a conocer la realidad a pie de calle y conversar con los residentes. Este último grupo tambien fué el encargado de entregar al Centro de Desarrollo Social, ONG dedicada al trabajo con la infancia, mas de 200 camisetas que los equipos de ftbol Real Madrid, Atletico de Madrid, Rayo Vallecano, Valencia F.C. y F.C. Barcelona habian hecho llegar a miembros de esta delegacion. Los niños, según han trasmitido los miembros de la delegacion encargados de esta tarea, han perdido la compostura arrojandose literalmente a cojer las camisetas de sus equipos preferido con gran entusiasmo. Tambien, los juguetes que nos habian entregado la ONG catalana Joguines sense Froteres se ha entregado a estos chavales habiendo desaparecido los silbatos y las peonzas en cuestion de segundos. Estas reacciones nos han hecho pensar a mas de uno de la falta de atencion e ilusion cotidiana en los infantes del campo y la verdad es, que cuando uno se pasea por sus calles, conoce el entorno politico hostil hacia los palestinos, el racismo existente en la sociedad con respecto a todo lo palestino, el abandono de la comunidad internacional es solo entonces cuando uno comprende que la llegada de un grupo de personas interesadas en conocer, compartir y regalarse provoca estas sorpresas.

Miembros de la delegacion se han reunido con Fatah, con el FPLP y con el Comite Popular que gestiona el campo (equivalente al equipo de gobierno local) donde cada uno nos ha dado su perspectiva y hemos recogido de ellos su peticiones de derecho de retorno en primer lugar y que les ayudemos a presionar al gobierno libanes para que reconozca los derechos civiles y sociales que les permitan vivir con una cierta diginidad.

Un día intenso el de hoy, pero no menos que el que nos espera mañana; visita a Narh El Bared y concierto de Nabil Mansour en Badawi reivindicando el derecho al retorno.

Esta es una breve, muy breve cronica de lo que hasta hoy hemos vivido…cronicas de Rtia Marzoa, Arnau Martí, Teresa Aranguren, Jaime Pastor, etc… estarán disponibles en esta web en la noche del 4 de Octubre, y con ellas, algunas de las fotos tomadas en estos dias.

Manuel Tapial, coordinador de la iniciativa “Puente a la otra Orilla”.

Es curioso el desconocimiento que tenemos de la gente y lo fácil que nos resulta hablar sin saber. Unas conversaciones sin perjuicios, con ganas de escuchar, te descubren las tonterías que manejamos. Digo tonterías por que podría hablar que existe alguna intención perversa en que la realidad no tenga camino y este se convierta en inaccesible o como poco en tortuoso ¿Qué intereses provocan un mundo inestable, en continua destrucción?
Desde el desconocimiento entre la gente de nuestro propio estado para que las ideas ni fluyan, ni confluyan, al desconocimiento de una causa como la Palestina. Hablamos como estadistas y tratamos el problema desde lo profesional con la distancia de un médico, que lejos está de sufrir por el paciente.
Pero si te acercas, y para ello hay que hablar para saber y poder entender, ves el dolor de un pueblo, ves el dolor de la gente, ves la desesperación del tiempo que pasa como un castigo y ves a esas personas que son como nosotros, ni peores ni mejores, como nosotros.
Deberíamos preguntarnos qué haríamos en su misma situación y qué esperaríamos de un futuro sin esperanza y siendo objetivos a desaparecer, simplemente por ser memoria viva.
Te das cuenta que ya no vale con humillar, usando la mentira, que ya no vale con repartirte los despojos de un pueblo al que han robado su tierra, ahora también quieren dejarlos sin memoria e identidad.

Jesus Sanchez, activista por los derechos humanos y miembro del Ateneo Republicano de Vallecas (Madrid)

Refugiado de 1948 en Ein el Hilweh dejandonos su testimonio

Hace un día que llegamos a Saida Laura y yo para garantizar y/o apoyar a nuestros compañeros palestinos y libaneses en lo que pudieran necesitar, y así garantizar la llegada del resto de la delegación.

En estas 24 horas han sucedido muchas cosas por aquí y por España en lo que al viaje se refiere.

Desde ayer lunes que se realizó la rueda de prensa de presentacion de la iniciativa “Puente a la otra Orilla”, pareciera que algunos medios de comunicación viesen que la importancia de este viaje estaba vinculada a un posible encuentro con la organización palestina Hamas, omitiendo el valor de que representantes de la sociedad civil española tuviesen una preocupacion mas que destacable en conocer de primera mano la realidad que sufren los refugiados palestinos en Líbano.

Sobre este punto poco mas queda que decir, exceptuando el rechazo a cualquier polemica y nuestro mas profundo dolor por la visceral controversia que se ha generado sin ajustarse lo mas minimo a la realidad de este viaje, en el cual, los principales interlocutores serán los ciudadanos y ciudadanas palestinas que habitan los campos de refugiados y sus legitimas organizaciones civiles; ONG´s, Asociaciones, etc. así como las organizaciones libanesas que nos han querido recibir. Dentro del marco politico libanes cabe destacar la recepción que el Presidente Michel Suleiman hará a esta delegacion brindandonos la oportunidad de entablar un dialogo sobre la situacion de los palestinos en Líbano.

En ningun caso este viaje prentende servir de puente para el azote politico al que a los ciudadanos se nos tiene acostumbrados entre unos y otros.

Mientras la polemica (sobre lo posible o imposible, lo concertado o no concertado) se debate en los despachos de España y Catalunya, aquí en Líbano ya estamos trabajando.

Hoy nos volvio a tocar sufrir lo que ya habiamos vivido en otras ocasiones al entrar al campo de refugiados de Ein el Hilweh. Con permiso incluido, nos retuvieron una hora en el check point de la entrada al campo a la espera de recibir una orden que nos concediese la posibilidad de entrar.

Durante esta espera, fuimos testigos de como los militares cacheaban a los palestinos que pretendian entrar o salir del campo por la zona habilitada para el transito. En fila y uno tras otro, eran cacheados y supervisados por una supuesta maquina manual detectora de quien sabe qué, y  tras un registro exhaustivo conseguian acceder para regresar a sus hogares tras una larga jornada de trabajo. Una situación que desde hace decadas se viene repitiendo según nos trasmitian nuestros acompañantes.

Una vez dentro del campo, grabamos unas imagenes del hospital Human Call, que visitará la delegación, y algunas entrevistas a refugiados del año 1948 y que nos pusieron los pelos de punta. Viendo a una de las ancianas con las que hablamos, pensaba en como podia alguien aún decir de los palestinos sin son o dejan de ser… En vez de los adjetivos o calificativos varios que suelen ir acompañando a las descalificaciones que provienen desde occidente con respecto al mundo árabe, – pensabá -, y que no traen beneficio unicamente a los que viven del odio y a los enemigos de la paz, seria mas serio y justo hablar de Derechos Humanos en primer lugar o al menos, hasta que se restablezcan unos minimos o algo parecido a lo que disfrutamos en Europa. ¿Que delito cometió esta mujer para ser obligada a dejar su casa y tener que morir en un campo de refugiados? ¿que puede haber que compense tanto sufrimiento? ¿dinero? Esta mujer lo tiene claro, volver a su casa, a su pueblo y morir a la sombra de sus olivos es lo unico que la podria recompensar su exilio forzoso.

Esta noche llega el grueso de la delegación y mañana comienza el trabajo. confiamos en que sigais este viaje con la misma intensidad con la que escribiremos nuestras cronicas.

Un saludo,

Manuel Tapial, coordinador de la iniciativa.

La situación de los refugiados. Los componentes de esta importante caravana internacional. Su misión y el objetivo de todos… Toda la información acerca de esta iniciativa cabe en un PDF. ¿No te lo crees? haz clic aquí:

Dossier de Prensa ‘Puente a la otra orilla’

Entre el 1 y el 8 de Octubre, 27 personas visitarán los campos de refugiados palestinos de Ein El Hilweh, Chatila y Narh El Bared en Líbano. Politicos de diferentes organizaciones politicas del ambito español y catalan, activistas por los derechos humanos, periodistas, artistas, etc. convivirán a lo largo de estos dias con aquellos que desde hace 61 años llevan esperando que se cumpla la resolución 194 de las Naciones Unidas.

Un viaje que no terminará en Líbano y que seguirá su camino hasta Siria donde por primera vez, un grupo tan homogeneo como el que se propone se reunirá con los refugiados iraquies mostrandoles su apoyo y solidaridad.

Este blog pretende ser una ventana al mundo desde Líbano y Siria, una ventana por la que podais conocer la realidad que nos encontremos a lo largo del viaje y que os pueda servir para formaros una idea de las tremendas injusticias que tanto palestinos como iraquies padecen.